Interoperabilidad

La interoperabilidad es la capacidad del sistema ferroviario transeuropeo de permitir la circulación segura e ininterrumpida de trenes que cumplen las prestaciones requeridas para estas líneas.

Dicha capacidad depende de un conjunto de condiciones reglamentarias, técnicas y operativas que deben cumplirse para satisfacer los requisitos esenciales establecidos en la Directiva 2008/57/CE sobre la Interoperabilidad del sistema ferroviario de la Comunidad Europea.

El objetivo de la interoperabilidad es establecer un nivel mínimo de armonización técnica de los distintos sistemas ferroviarios nacionales de la Unión Europea, que permita conseguir un sistema ferroviario abierto e integrado a nivel europeo.

Para satisfacer los requisitos esenciales y garantizar la interoperabilidad, se adoptan con arreglo a la Directiva de Interoperabilidad (2008/57/CE) las ESPECIFICACIONES TÉCNICAS DE INTEROPERABILIDAD (ETI).

Le corresponden a la AESF el ejercicio de las funciones relacionadas con la interoperabilidad del sistema ferroviario de competencia estatal, que principalmente son:

  1. El otorgamiento de las autorizaciones de puesta en servicio de los diferentes subsistemas estructurales que integran el sistema ferroviario.
  2. La comprobación de que los subsistemas que integran el sistema ferroviario se explotan y mantienen de conformidad con los requisitos esenciales pertinentes.
  3. La supervisión del cumplimiento de los requisitos esenciales por parte de los componentes de interoperabilidad de conformidad con la normativa vigente.

Menú general

© Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria